La fregona y su curiosa Historia

916 97 13 38
La fregona y su curiosa Historia

Aunque parezca que este invento tenga miles de años y haya sido utilizado en todas las épocas hasta hace relativamente poco, la forma de limpiar en una empresa de limpieza en Móstoles era mucho más costosa y dolorosa para quien la llevaba a cabo: había que ponerse de rodillas, con el trasero levantado y un cepillo en mano. Y a frotar.

¿La razón? Muy simple: no existía ningún utensilio que hiciera más fácil esa tediosa tarea. Algo de lo que Manuel Jalón Corominas (1925-2011), español de nacimiento y también creador de la jeringuilla desechable, se percató y de lo cual se encargó de solucionar, para alegría de todo el que tenga que fregar, como quienes trabajan en una empresa de limpieza en Móstoles.

Todo empezó en la base aérea de Chanute, en Illinois, a la que fue enviado por las fuerzas aéreas españolas. Allí pudo observar con curiosidad cómo uno de los operadores limpiaba las pistas con un palo de madera al que iban unidas tiras de algodón y un cubo de metal con rodillos para escurrirlas.

Aunque, al principio, no lo pensó mucho y le restó importancia pronto, gracias al comentario de un compañero, se dio cuenta de que este sería un gran negocio. Pronto estaría creando el primer balde de fregonas.

Durante la década de los 60, el producto se fue extendiendo gracias a una extensiva campaña de marketing que incluía anuncios en los periódicos más conocidos, demostraciones en los comercios, octavillas y todo tipo de ferias.

Luego vendría el nuevo modelo, el más conocido en la actualidad.

Pasados los años, este gran invento se ha extendido por todo el mundo y se ha convertido en uno de los imprescindibles en nuestro hogar y para las empresas que te hacemos la vida más fácil, como García Muros Servicios Integrales.